MATEMÁTICAS RESOLUCIÓN

Continuación de este artículo:

http://www.comprendiendolarealidad.com/matematicas-apruebas-o-no/

Pasados unos días, la profesora nos dio los exámenes corregidos. Y cuando me dio el mío, no se le ocurrió otra cosa que decir en alto, delante de toda la clase, que había sacado un 10, pero que como había puesto mal una fórmula matemática, me ponía un 0. P. Causa y Efecto: Como pongo mal la fórmula, me pone un 0. Y claro, con lo que yo tampoco contaba era con la manía que me había cogido la profesora por saberme las respuestas a todas sus preguntas. P. Causa y Efecto: Como le respondía correctamente y no esperaba que nadie lo hiciese, me cogió manía. Como me cogió manía, me puso un 0 obviando el resto de ejercicios que había hecho perfectos. Pero además, como me tenía tanta manía, no se le ocurrió otra cosa que decir delante de todos mis compañeros que había sacado un 10, pero que me ponía un 0.

En ese momento lo pensé. ¡¡En qué hora había puesto la fórmula!! Pero lo que en un principio vi como negativo, se transformó en algo beneficioso para mí. P. Polaridad: Podía ver el suspender como algo bueno o malo. Claro, en ese primer momento lo vi como algo malo no, lo siguiente.

Pero claro, todo tiene sus consecuencias. P. Causa y Efecto. ¿Quieres saber lo que pasó al decir en voz alta que había sacado un 10? Que la mayoría de mis compañeros de clase y de otros grupos, me pidieron que les diese clases particulares de matemáticas. El bar se nos convirtió en la mejor aula de matemáticas. P. Causa y Efecto: Al saber todos mis compañeros que había sacado un 10 estaban seguros de que dominaba la asignatura, con lo que me pidieron que les diese clase. Y claro, al darles clase, me saque un buen dinero. Gracias a que me suspendió y lo dijo en voz alta, pude ganar un poco de dinero. Todo fue gracias a ella.

Como te decía antes, ese suspenso lo vi como algo negativo. P. Polaridad. Pero claro, el Principio de Polaridad lo dice claramente, “todo tiene dos caras, todo tiene su lado bueno y su lado malo”. Y así fue en este caso. El 0 en mi examen de matemáticas a pesar de tener un 10 pasó al lado positivo. Había oscilado de un polo al otro.

Y no te voy a dejar con la intriga. Después, en la recuperación y en el examen final conseguí aprobar matemáticas. No me puso un sobresaliente por el “cariño tan profundo” que sentía por mí. Pero bueno, había aprobado. Me había forrado. Y pasaba al siguiente curso limpia. Con todas las asignaturas aprobadas. P. Causa y Efecto: Apruebo. No con matrícula de honor. Pero apruebo con buena nota.

A lo largo de la explicación de este caso hemos ido viendo anotaciones de algunos de los Principios Herméticos. Pero en verdad siempre están funcionando todos. Están activos en toda situación. Veámoslos todos juntos así en una pincelada.

Principio de Mentalismo:

– Pienso que voy a aprobar y apruebo.

Principio de Correspondencia:

– Yo internamente e siento segura con los contenidos de la asignatura. Los ejercicios del examen los hago de 10. Y mis compañeros confían en mí para que les dé clases particulares.

Principio de Ritmo:

– Las evaluaciones en la universidad tienen sus propias programaciones. Una después de Navidades y otra antes de Semana Santa.

– Los desplazamientos en autobús me “regalan” dos horas gratis para practicar el cálculo de los números primos.

Principio de Polaridad:

– Puedo ver el 0 que saqué como algo positivo o negativo.

Principio de Vibración:

– Cuando pienso que voy a aprobar me siento maravillosamente bien.

– Pero cuando pienso en suspender mi vibración baja.

– Cuando saco el 0 y lo dice en voz alta mi vibración baja hasta los suelos.

– Cuando mis compañeros me piden ayuda mi vibración sube.

Si te fijas, todos estos ejemplos del Principio de Vibración los podríamos colocar en el Principio de Polaridad.

Principio de Causa y Efecto:

– Como he estudiado un montón y practicado mucho, saco un 10 en el examen.

– Como me he reído de la profesora en su cara, me coge manía.

– Como pongo mal una fórmula matemática en el examen, la profesora me pone un 0.

– Como dice en voz alta mi 10 transformado en 0, mis compañeros se convierten en alumnos míos.

– Al dar clases particulares a mis compañeros, gano dinero.

Principio de Género

– Mis pensamientos + mis emociones + mis acciones generan unos resultados.

– Mis pensamientos de que la profesora es una asquerosa + ese sentimiento de ira hacia la profesora + ponerla en tela de juicio genera un TODO, mi 0 en matemáticas.

– Mis pensamientos de que yo puedo aprobar + la seguridad que tengo en mí misma + el estudiar matemáticas en todo viaje por autobús genera un TODO, mi 0 en matemáticas.

– Mi seguridad en mí misma + El comentario de la profesora de mi 10 transformado en 0 da como resultado el que yo dé clases particulares de matemáticas.

Pero insisto. Todos los Principios se están dando de forma simultánea en todo momento. La clave es que aprendas a usarlos en tu propio beneficio.

 

-Sara Estébanez-

Desde CYB hemos creado un grupo de WhatsApp gratuito para todos nuestros seguidores. En él, un día a la semana ponemos un ejercicio relacionado con los contenidos que vemos en nuestros artículos.

Y, además, ahora estamos enviando una canción diaria para ayudar a subir la vibración de nuestros participantes.

Si quieres saber más sobre él pincha aquí.

Si quieres darte de alta en él sólo tienes que pinchar aquí.

Te esperamos

About the author / admin