SÓCRATES Y EL TRIPLE FILTRO

Un día, un hombre fue a Sócrates a contarle una cosa que le habían contado de su amigo. No podía aguantar, se lo tenía que decir.

– Buenos días Sócrates. Venía a contarte una cosa que he escuchado sobre un amigo tuyo.

A lo que Sócrates respondió.

– Pero antes, déjame que pase el “TRIPLE FILTRO”.

– ¿”Triple filtro”? – Preguntó su interlocutor sorprendido.

– Sí. Sólo tres preguntas. La primera. ¿Estás SEGURO de que lo que me vas a contar es absolutamente cierto?

– Hombre, no. No estoy seguro al 100%. Me lo han contado.

EL FILTRO DE LA VERDAD.

– Vayamos a la segunda pregunta. ¿Es algo BUENO lo que me vas a decir de mi amigo?

– Pues la verdad, no. – Respondió.

FILTRO DE LA BONDAD.

– Y por último, la tercera cuestión. ¿Me resultará ÚTIL lo que me vayas a decir?

– Creo que no. Al revés. No creo que te beneficie en nada.

FILTRO DE LA UTILIDAD.

– ¿Entonces, para qué me lo vas a contar? – Arguyó Sócrates.

Conclusión. ¿Para qué decir algo que no sabemos si es verídico, si es bueno o si le va a ser de utilidad a nuestro interlocutor? Si lo que vas a decir a alguien no es cierto, ni bueno, ni le resultará de utilidad, mejor no decírselo.

https://youtu.be/Cutq_gaV_KE

-Sara Estébanez-

Desde Caricias y Besos S.L. queremos seguir acompañándote en tu crecimiento personal ayudándote a comprender los principios herméticos, a ver cómo influyen en nuestra realidad, aplicarlos en tu día a día y te ayuden a ser feliz. Para ello puedes seguirnos tanto en la página web www.comprendiendolarealidad.com como en nuestra página de Facebook www.facebook.com/comprendiendolarealidadcom.

También estamos en Instagram en www.instagram.com/sexualidad_crecimiento.

Te esperamos.

About the author / admin